Friday, August 04, 2006

“RECICLAR EL ALMA”: PRESENTE Y FUTURO DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA”

Invitado: Edmundo Bustos

En la necesidad de hacer un alto en nuestro trabajo político un grupo de militantes de la Juventud Demócrata Cristiana extiende una invitación a debatir de ideas y conversar en torno a un tema de interés para nuestra juventud política. Con la idea de darle periocidad a estos eventos, en la primera sesión se invitó al ex dirigente de la PUCV y SEREMI de Bienes Nacionales EDMUNDO BUSTOS, con quien se dialogó en torno a el Presente y Futuro de la Democracia Cristiana.

Presentamos a continuación las principales intervenciones tanto de nuestro expositor así como de los participantes.


Se comenzó con una breve introducción donde se constató algunos aspectos relevantes sobre el presente de la Democracia Cristiana, principalmente a partir de los últimos años de vida partidaria, incluyendo en esto a todos los actores que han participado de el proceso que hoy hace a nuestro partido lo que es.
La demostrada tendencia a “mirarse el ombligo” de nuestros pensadores, o más bien dicho de siempre tener una mirada introspectiva de cada persona o solo al interior de nuestro partido, que en nuestro país se ha hecho presente en los últimos textos de algunos camaradas que en número han sido mínimos y tienden a dar un pensamiento desde la Democracia Cristiana hacia el país para dar soluciones a la problemática. Esto quiere decir que hay una desconexión, no intencional, del Humanismo Cristiano con la acción política de los democratacristianos chilenos. No hay un texto actual de Comunitarismo o Humanismo Cristiano que sea inspirador para nuestras decisiones partidarias y políticas, esto no significa renegar de nuestros primeros filósofos que hasta hoy nos motivan, lo evidente es que los contextos han cambiado. La DC tiende a mirarse siempre internamente y esto se refleja en sus propios libros.
Esto ha conllevado a que hoy la DC y sus militantes hagan política básicamente a través de la intuición o el acerbo cultural y político que nuestros camaradas poseen, por lo que no se vuelve al Humanismo Cristiano como el factor de nuestras motivaciones políticas, los 16 años en Concertación nos han afectado, entre otras cosas, en nuestra perdida de la reflexión Humanista Cristiana.
Otra cosa importante de recalcar, es que hablar de Izquierda o Derecha está obsoleto, hoy hay combinaciones, existen matices que la distinción tradicional de los extremos antes mencionados no corresponden a la realidad de la actividad política, esto se vincula a una idea que se plantea y que tiene relación con que el Centro Político (o sea la Democracia Cristiana) no debiese existir, es porque tampoco correspondería a la realidad la existencia de un partido de centro dentro del bagaje político nacional, unido a lo antes desarrollado que tiene que ver con las ideas, un partido político se convierte (y también sucede en la DC) en administradores de poder. Se plantío en la conversación que si esto es realidad, o si esto se acentúa, entonces éticamente alomejor la DC no debiese existir, por lo que representa y por los orígenes inspiradores del partido. Se hace la siguiente pregunta a la luz de este diagnóstico: ¿Es posible seguir haciendo política desde la DC?

Seguidamente se habló del futuro, se plantea que la Nueva Directiva de nuestro partido, con Soledad Alvear en la presidencia, es la última apuesta que se hace frente a la renovación de cuadros y principalmente a la de ideas para que ciertamente la Democracia Cristiana no sea solo la fríamente administradora del Poder, sino que tenga algo que decir, desde la dignidad de la persona humana que hemos defendido a lo largo de la Historia. Tenemos la base doctrinaria más rica de la política chilena, el problema es que “somos rascas” para ponerla en práctica, no se puede negar que la DC ha sido el partido político más importante de los últimos 100 años y que ha hecho las reformas más radicales y exitosas de nuestro país. Por ejemplo, la Democracia Cristiana es la que en sus políticas públicas le ha dado dignidad a la persona, se refleja, más allá de las criticas que se hacen, en la Reforma Agraria, donde antes que ocurriera este proceso liderado en lo años 60 los campesinos no eran capaces de entablar una conversación a la cara con su patrón, y por lo tanto a cabeza baja le aceptaba todo tipo de decisiones que pudiese tomar, aunque estas degeneran su dignidad. Luego de que los campesinos se hacen dueño de sus tierras, ya pueden entablar una conversación con la mirada a los ojos, con un nivel distinto de su propia confianza lo que llevó a un cambio sociocultural importante, porque cuando las políticas están centradas en la persona humana los cambios siempre son buenos y le devuelven la dignidad a las personas.
Se distingue la DC de la izquierda principalmente por la especial “amorosidad” al ser humano y no para generar odios.
Hoy en política hemos perdido la capacidad para Mirar a los Ojos.

Reciclar el Alma es la conexión necesaria de los hilos del Comunitarismo o Humanismo Cristiano con la Sociedad. Tiene que haber una reinvidicación de la Dignidad Humana.

Se dio paso a la conversación motivados de esta introducción planteada:

No estamos presentes desde la Directiva Nacional en el Gobierno de Michelle Bachelet, que demuestra la decadencia de los últimos años a raíz de nuestros problemas internos sumado a las campañas en nuestra contra de otros partidos políticos. La no respuesta de nuestro pensamiento o más bien de nuestra acción política hoy no ha motivado a nuevos integrantes jóvenes, reflejado por ejemplo en que la JDC no tuvo dirigentes secundarios en el último movimiento. Se hace imperante entonces tener un nuevo discurso “enganchador”.

Hoy nos encontramos en un “matrimonio por convivencia”, la Concertación le hace sombra al proyecto Humanista Cristiano que encarna la Democracia Cristiana, por ejemplo el valor que hoy se le da a la Democracia de parte de nuestros aliados políticos, y de otros sectores también, es gracias a la Democracia Cristiana tanto en el año 70 como en el 73. El crecimiento de los otros partidos políticos de nuestra coalición también es influyente, en algunos ha existido una renovación que la gente pide, y en otros (como el PPD) donde se hace política de mercado, es decir se hace un estudio con consultoras que le hacen el trabajo político partidista electoral y el de planteamientos ideales, por lo que hacen y dicen lo que la gente quiere escuchar, no hay corazón en su acción política.

Soledad Alvear es nuestra apuesta terminal para generar el quiebre y la resurrección de nuestro partido político, es la persona capaz junto a su directiva, por lo que representa, de dar este cambio que se necesita, sino se hace lamentablemente nuestro partido ya tendría un solo destino: el morir.
En cuanto a la Concertación, esta no realiza las soluciones a los problemas de hoy, en sus orígenes respondía a una necesidad del país urgente, el de recuperar la Democracia y el de la estabilidad de la transición que fueron conseguidos de cierta manera, pero los temas ahora son otros, principalmente pobreza, desigualdad, calidad, etc.
La DC juega un rol de minoría dentro de la Concertación, se dejó de hacer política de consenso, nuestros aliados no preguntan nada a nadie.

La discusión sobre nuestra dinámica interna también salió al tapete: lo primero es la critica a la actual situación de las sensibilidades internas manifestadas en los lotes que hoy nuestro partido tiene en su quehacer cotidiano que de alguna manera le ha hecho daño en los últimos años, porque a diferencia que en los 60 ó 70 el debate de estos lotes se hacia frente a tesis y no a luchas de poder como ocurre en la actualidad Sin embargo, los lotes cumplen un rol que ahora le esta pasando la cuenta.
El Congreso para el Cambio es una oportunidad para generar los lineamientos que motivaran su acción en los próximos años, donde los lotes podrán debatir las ideas que debiesen debatir, que se basan principalmente en las formas de hacer las cosas y además generar un nuevo proyecto político a plazo de un mínimo de 10 años.
Solo a modo de constatación: en materia juvenil las dos directivas anteriores no abrieron espacios para la Juventud Demócrata Cristiana.

No hemos dado una visión de vanguardia o progresista desde la DC hacia el país, como si lo han hecho la Derecha y la Izquierda, quienes de alguna forma u otra se han renovado y podemos en ver en sus resultados electorales el éxito que han logrado con esta ansiada renovación que necesita la Democracia Cristiana.
La carencia de sentido que le damos a las cosas y a la acción debe cambiar, a la propia dinámica de los lotes, ¿escuchamos lo que sucede?
Existe un miedo a hablar de política, miedo a sentirse parte de una entidad, llámese Universidad, Partido o País y frente a esto se plantea una pregunta de reflexión: ¿Qué es ser un joven Demócrata Cristiano?

A modo de conclusión y también de compromiso se plantea:

· Pasar de la Problemática tradicional de la DC a una política “solucionática”.
· Entender que tenemos una gran capacidad para hacer política.
· Ver de que manera somos eficientes con un proyecto común.
· Nunca perder de vista que somos la esperanza de mucha gente y por lo tanto hacer política para la gente.


Como hemos manifestado en nuestro blog y nuestras conversaciones que estamos organizando, queremos darle un respiro a la DC y especialmente a nuestra JDC, que con cariño queremos cuidar para que día a día le de un “tiraje a la chimenea” pero con el convencimiento en el corazón de que la política humanista cristiana que nuestra juventud política cree, deben ser las directrices y los lineamientos de la conducción política y partidaria que se debe hacer en el Futuro.
La Democracia Cristiana con su vocación vanguardista debe adelantarse a la transformación de los partidos políticos que hace varios años que la ciudadanía viene reclamando, reivindicar a la política como un arte noble de gobernar que tiene como fin último el bien común.

Esperamos contar con su generosa lectura en la siguiente oportunidad que tendremos para exponer tal cual como se den las conversaciones, próximamente también pondremos información sobre la próxima charla de algunos de nuestros camaradas que más experiencia tienen.

PENSAMIENTO Y ACCIÓN